La Oveja es un personaje de la novela A través del espejo y lo que Alicia encontró allí de Lewis Carroll.

Descripción[editar | editar código]

La Oveja en la novela original.

La oveja es mencionada por primera vez en el quinto capítulo de A través del espejo, "Agua y lana". Cuando La Reina Blanca está hablando con Alicia, de repente comienza a balar y luego parece haberse "envuelto de golpe en la lana". Alicia entonces se da cuenta de que está en una tienda, y que la Reina Blanca se ha convertido en una oveja. La oveja está sentada en una butaca tejiendo y viendo como Alicia mira alrededor de la tienda. Ella le da a Alicia un par de sus agujas de tejer, preguntándola si sabe remar. Cuando Alicia empieza a responder, se da cuenta de que están en un pequeño bote, y que las agujas se han convertido en remos. Surcando la orilla del río, la oveja repetidamente grita "¡Plumea!", y le dice a Alicia que pescaría un cangrejo si no lo hiciera. La atención de Alicia se pone entonces en algunos perfumados juncos del río. Ella trata de cogerlos, pero los juncos comienzan a marchitarse y a perder su perfume en el momento que los recoge. A continuación, Alicia pesca un cangrejo, que ella en realidad no vió, y se encontró con que estaban las dos en la tienda de nuevo. Alicia compra un huevo a la oveja (que acaba convirtiéndose en Zanco Panco).

En la gran partida de ajedrez, la Oveja es el alfil de la Reina Blanca.

Apariciones[editar | editar código]

Película de Harry Harris[editar | editar código]

En esta película, la oveja aparece tras la transformación de la Reina Blanca a ésta. Sin embargo, la aparición de la oveja es solo un cameo, pues Alicia se asusta y sale corriendo, sin que ocurra nada de lo ocurrido en la novela original.

Galería[editar | editar código]

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.