La Rana es un personaje de la novela A través del espejo y lo que Alicia encontró allí de Lewis Carroll.

Descripción[editar | editar código]

A través del espejo y lo que Alicia encontró allí[editar | editar código]

La Rana aparece en el noveno capítulo del libro. Se trata de un viejo batracio que habla de manera lenta y ronca, y se pasa el día sentado bajo un árbol a la entrada del Palacio de Alicia. La Rana siempre camina renqueando, ya que el par de botas que calza es demasiado grande para ella. Va siempre vestido con un traje amarillo y brillante.

La primera y única vez que Alicia charla con la Rana, ésta parece estar molesta porque la niña está aporreando la puerta de su Palacio de manera muy insistente. El anfibio pregunta a Alicia, con voz aguardentosa, la razón por la que está golpeando la entrada tan fuerte.

Ilustración de John Tenniel.

Alicia, en vez de responder a eso, le pregunta si sabe dónde se encuentra el criado que debe responder a la puerta. La Rana, tras examinar la puerta, le replica entonces si le ha preguntado algo a la puerta para que ella le tenga que responder.

Al oír esto, Alicia, frustrada, decide ignorar a la Rana y entrar por sí misma al Palacio. La Rana se queda allí, pensativa, cavilando sobre si la puerta se habrá enfadado de todo lo que la niña la ha golpeado.

En la gran partida de ajedrez, la Rana es el peón del caballo del Rey Rojo.

Varios[editar | editar código]

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.