La adivinanza de los peces es un acertijo incluido en la novela de 1871 A través del espejo y lo que Alicia encontró allí escrito por el escritor británico Charles Lutwidge Dodgson bajo el seudónimo de Lewis Carroll. El acertijo es recitado por la Reina Roja en el noveno capítulo.

Adivinanza!!!![editar | editar código]

Primero, hay que pescar el pez; Cosa fácil es:
hasta un niño recién nacido sabría hacerlo.
Luego, hay que comprar el pez; Cosa fácil es:
hasta con un penique podría lograrlo.
Ahora, cocíname a ese pez; Cosa fácil es:
no nos llevará ni tan siquiera un minuto.
Arréglamelo bien en una fuente:
pues vaya cosa: si ya está metido en una.
Tráemelo acá, que voy a cenar;
Nada más fácil que ponerla sobre la mesa.
¡Destápame la fuente! ¡Ay! Esto sí que es difícil:
no puedo yo con ella.
Porque se pega como si fuera con cola,
porque sujeta la tapa de la fuente y en ella se recuesta.
¿Qué es más fácil, pues, descubrir la fuente
o destapar la adivinanza?

Varios[editar | editar código]

  • La solución a esta particular adivinanza en verso es, por supuesto, que se trata de una ostra: está ya metido en una fuente (la concha), pero lo difícil es abrirla para sacarla de ahí.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.